Estudiantes


Estudiantes

Los estudiantes como protagonistas del proceso de aprendizaje


Con la integración en el Espacio Europeo de Educación Superior y la implantación de los nuevos grados, el estudiante deja de ser el agente pasivo, receptor de la enseñanza, y se convierte en el eje del proceso del aprendizaje. Esto supone que el colectivo estudiantil debe implicarse de una forma activa en todo el proceso. Uno de los elementos clave para lograr la implicación de los estudiantes es lograr que la representación de los estudiantes pueda realizar su labor adecuadamente, facilitándola con todos los medios disponibles y garantizando que los estudiantes que realizan esta labor pueden ejercerla con todas las garantías necesarias. Una representación estudiantil implicada en sus labores, además de concienciar a los estudiantes de la importancia de su papel en el proceso del aprendizaje, puede ayudar a encauzar iniciativas y colaborar con propuestas que mejoren la organización y gestión docente. Para facilitar la representación estudiantil deben crearse canales de comunicación sencillos y flexibles, de forma que esta sea fluida y se puedan atender con rapidez las necesidades, demandas y propuestas del colectivo. Estas vías de comunicación deben implementarse en todos los niveles, lo que incluye las relaciones de los representantes estudiantiles con el equipo de gobierno de la universidad, con la dirección de los centros y con la de los departamentos.

La dura crisis económica ha afectado a todos los colectivos, pero de forma muy especial a aquellos más débiles, entre los que se encuentran los estudiantes. Con el objetivo de paliar, en la medida de lo posible, los efectos negativos de la crisis que aún arrastramos, como son, a pesar de todo, las elevadas tasas universitarias, es necesario mantener, e incluso incrementar, las ayudas al estudio que se ofertan desde nuestra universidad. En los últimos años, el programa de ayudas para situaciones sobrevenidas ha permitido que, a pesar de sus dificultades personales, numerosos estudiantes puedan continuar y finalizar su formación. Además de estas actuaciones, es preciso trabajar en otras direcciones, como, por ejemplo, en el diseño de planes específicos de mecenazgo que permitan ampliar las cuantías destinadas a estos fines.

Como parece obvio, una de las inquietudes más importantes de los estudiantes es la calidad de la oferta formativa que reciben: los contenidos, las actividades prácticas, las prácticas externas, los sistemas de evaluación, etc. La organización de todas las actividades relacionadas con el proceso enseñanza-aprendizaje en cada una de las diferentes materias está condicionada por la elaboración de las guías docentes, por ello es muy importante que el profesorado sea cada más consciente de su importancia y que este instrumento académico sea realmente lo que su nombre indica: “una guía” para el estudiante, mediante la cual esté informado de todas las actividades que incluye la organización docente de la asignatura, además de un compromiso que garantice los derechos de los estudiantes. A través de la guía docente, el profesorado debe esforzarse en trasmitir, de la forma más fiel posible, las actividades formativas que desea desarrollar, incluyendo los sistemas de evaluación y calificación. Por otra parte, la implicación de los estudiantes en todos los procedimientos establecidos en el Sistema Interno de Garantía de la Calidad, y su participación activa en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, permitirán mejorar y objetivar la calidad de su formación.

Si la calidad de la docencia es una importante preocupación de los estudiantes, la mayor o menor posibilidad de lograr un empleo tras finalizar su formación universitaria, es, sin lugar a dudas, otra de sus grandes inquietudes. Desde la implantación de los actuales grados, la Universidad de Alcalá ha realizado una apuesta decidida por implantar e incrementar una variada oferta de prácticas externas que complementen las competencias adquiridas en las aulas y refuercen la empleabilidad; así lo demuestran los diferentes rankings nacionales e internacionales, en los que la UAH figura siempre en los primeros lugares cuando se evalúa la empleabilidad de sus egresados (este es el caso, por ejemplo, del QS Graduate Employability Ranking, donde la UAH figura entre las 300 mejores universidades del mundo, y entre las 10 primeras universidades españolas, en empleabilidad). En esta línea, potenciar y facilitar la realización de un Trabajo Fin de Grado relacionado con las prácticas externas puede incrementar la relación del estudiante con el ámbito laboral, lugar que puede terminar siendo su primer empleo, mejorando así la empleabilidad de nuestros estudios. En la misma dirección, incrementar la oferta de prácticas en los programas de movilidad facilitará, a los que utilicen esta vía, la posibilidad de encontrar un empleo en lugares alejados de su realidad habitual. Por otra parte, tras los años transcurridos desde la puesta en marcha de los nuevos grados y másteres, es preciso revisar las competencias contempladas en los diferentes estudios, de forma que se adapten a la realidad social actual y a las demandas laborales. La creación de una nueva oficina de empleabilidad facilitará la conexión entre nuestros estudiantes y el mercado laboral, ya sea en trabajos por cuenta ajena, o generándose su propio puesto de trabajo a través de iniciativas de emprendimiento.

No obstante lo anterior, la formación de los estudiantes no debe estar orientada de forma exclusiva a la obtención de un empleo, a su futuro profesional. La universidad tiene la obligación de fomentar una formación personal completa, como individuo y como persona comprometida con su entorno en todos los ámbitos, de manera que ese compromiso social, cuando abandonen las aulas, les permita convertirse en ciudadanos activos y responsables. Los proyectos de responsabilidad social y sostenibilidad que realiza la universidad están abiertos a todos los estudiantes que deseen colaborar. La participación en actividades deportivas y culturales es un importante elemento formativo que, salvo excepciones, no se incluye en los programas docentes. La colaboración en el funcionamiento y las labores realizadas por asociaciones de ámbitos diversos, organizadas o coordinadas en el marco del Consejo de Estudiantes, puede ser un buen laboratorio en el que comenzar a experimentar cómo será su vida más allá de la UAH.

La universidad tiene la obligación de proporcionar a sus estudiantes una formación integral, como profesionales y como ciudadanos comprometidos con su entorno.


NUESTROS COMPROMISOS

COMPROMISO 1: MANTENER UNA COMUNICACIÓN DIRECTA ENTRE LA REPRESENTACIÓN ESTUDIANTIL Y EL EQUIPO RECTORAL

OBJETIVOS PROPUESTAS DE ACTUACIÓN
Involucrar a los estudiantes en los procesos de gestión y decisión universitaria
  • Mantener una comunicación fluida y permanente, al más alto nivel, entre el Rector y los miembros del equipo rectoral, por una parte, y los representantes de los estudiantes, por otra, con el fin de que estos conozcan de primera mano las medidas que el equipo rectoral pretende impulsar, de modo que puedan contribuir a definir y mejorar las políticas universitarias.
  • Impulsar medidas conjuntas con la representación estudiantil, a través del Consejo de Estudiantes y de las Delegaciones, para mejorar la docencia y asegurar los derechos y garantías de todos los estudiantes.
  • Organizar reuniones periódicas entre el equipo rectoral y el Consejo de Estudiantes con el fin de tratar aquellos asuntos que resulten de mayor interés para el colectivo estudiantil.
  • Facilitar y estimular la participación de los estudiantes en todos los órganos universitarios.

COMPROMISO 2: FACILITAR EL EJERCICIO DE LA REPRESENTACIÓN ESTUDIANTIL

OBJETIVOS PROPUESTAS DE ACTUACIÓN
Posibilitar que los representantes de estudiantes puedan ejercer sus funciones con todas las garantías necesarias
  • Incentivar las actividades de representación, garantizando su reconocimiento académico mediante créditos de carácter transversal.
  • Buscar fórmulas que, en el nuevo escenario del Espacio Europeo de Educación Superior, permitan que los estudiantes puedan desempeñar su función como representantes sin menoscabo de su rendimiento académico.
  • Dotar al Consejo y las Delegaciones de Estudiantes de los medios necesarios para que puedan realizar su labor con las máximas garantías.
  • Prestar el máximo apoyo a las iniciativas de los órganos de representación estudiantil, especialmente al Consejo de Estudiantes y a las Delegaciones.
  • Facilitar y estimular la formación de los representantes estudiantiles, facilitándoles los medios y la colaboración necesarios.

COMPROMISO 3: DOCENCIA DE CALIDAD Y ATENCIÓN INTEGRAL AL ESTUDIANTE

OBJETIVOS PROPUESTAS DE ACTUACIÓN
Mejorar los sistemas de control de la calidad docente
  • Estimular la participación de los estudiantes en el Sistema Interno de Garantía de la Calidad y, de forma especial, en el diseño y forma de ejecución de las encuestas de satisfacción docente. En particular, nos proponemos constituir una comisión específica, con la participación de los estudiantes, para revisar y mejorar el actual sistema de encuestas docentes.
  • Garantizar la adecuación de las guías docentes a las normativas de la UAH, así como su cumplimiento efectivo, actuando en aquellos casos en los que se evidencie su incumplimiento, en particular en lo que se refiere a los sistemas de evaluación.
  • Reforzar los estudios de rendimiento académico en las asignaturas de las diferentes titulaciones de Grado, implementando planes de mejora en las materias en las que se detecte un bajo rendimiento académico de manera continuada.
Mejorar las infraestructuras y equipamientos docentes
  • Elaborar un estudio sobre las necesidades de equipamiento tecnológico y docente en los distintos centros, previendo las dotaciones que sean precisas para aulas, seminarios y laboratorios.
  • Implementar un Plan de Mejora del Equipamiento Docente, que permita la adquisición, mantenimiento y posible renovación del equipamiento docente ya existente para el aprendizaje teórico y práctico.
  • Promover un uso racional de los espacios e infraestructuras, incluyendo la optimización de los espacios infrautilizados y el uso compartido de instalaciones y recursos, para evitar duplicidades o gastos innecesarios.
Proporcionar una formación integral a los estudiantes
  • Estimular la participación activa de los estudiantes, como protagonistas, en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Involucrar a los estudiantes en las políticas de responsabilidad social de la UAH, estimulando, además, la oferta de materias transversales en el ámbito de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y de las políticas de responsabilidad social (igualdad, voluntariado, cooperación, etc.).
Impulsar el desarrollo de las prácticas externas y la empleabilidad
  • Potenciar las prácticas externas, las competencias y contenidos de Grados y Másteres, para mejorar la empleabilidad de nuestros estudiantes una vez finalicen sus estudios. Para ello se pondrán a disposición de todos los estudios los medios necesarios y se modificaran y reorientaran las titulaciones en consonancia con los requerimientos, cambios y avances sociales.
  • Contemplar la empleabilidad de los estudiantes como un objetivo prioritario en las nuevas ofertas de estudios, ya sean Grados, Másteres o Programas Integrados.
  • Potenciar la realización de prácticas externas en todas las titulaciones oficiales (Grado y Máster Universitario), incrementando y diversificando la oferta en función de las diferentes orientaciones profesionales de cada estudio.
  • Facilitar la realización de Trabajos Fin de Grado relacionados con las prácticas externas.
  • Impulsar la incorporación de las prácticas curriculares y extracurriculares en los convenios de movilidad internacional.
  • Simplificar los trámites administrativos en la oferta de prácticas, tanto para los estudiantes como para las empresas colaboradoras.
Favorecer la orientación profesional y aumentar la empleabilidad de los egresados
  • Promover la orientación profesional de los estudiantes desde su entrada en la Universidad, de manera que cuenten con el asesoramiento necesario para desarrollar una trayectoria académica y profesional coherente.
  • Diseñar políticas universitarias que aumenten las tasas de empleabilidad de los estudiantes de la UAH, fortaleciendo las relaciones con las empresas y el tejido productivo, y potenciando la realización de prácticas externas, tanto curriculares como extracurriculares.
  • Crear una nueva Oficina de Empleabilidad, que se ocupe de realizar estudios sobre las tasas de empleabilidad y de las necesidades laborales en cada ámbito formativo. Esta Oficina deberá servir para acercar a los empleadores a la Universidad, al tiempo que proporciona información laboral a los estudiantes y gestiona las ofertas de la bolsa de empleo.
  • Apoyar las iniciativas que faciliten el emprendimiento, con especial énfasis en el emprendimiento social. La Escuela de Emprendimiento de la UAH será un instrumento de gran utilidad para potenciar todas las iniciativas emprendedoras, en especial aquellas dirigidas a nuestros estudiantes.
Impulsar la movilidad internacional de los estudiantes
  • Incentivar la movilidad estudiantil en el ámbito de los programas nacionales e internacionales, así como al amparo de los convenios suscritos por la UAH, garantizando el reconocimiento académico pleno de las estancias internacionales de acuerdo con la normativa que resulte de aplicación.
  • Dotar ayudas económicas para aquellos estudiantes que participen en los programas de movilidad, prestándoles asimismo apoyo institucional en las gestiones necesarias para programar y realizar su estancia de movilidad.
Mejorar y reforzar los sistemas de información para los estudiantes
  • Mejorar la atención a los estudiantes desde las Secretarías, promoviendo el desarrollo de mecanismos y procedimientos de calidad en estas unidades, y apoyando al personal que presta sus servicios en ellas.
  • Crear una Oficina de Atención al Estudiante en cada uno de los tres campus de la UAH, así como una Oficina Virtual, a través de Internet, que sirva como “punto de información” para todas las gestiones que deban realizar los estudiantes. Estas oficinas serán independientes de las Secretarías, pero deberán estar coordinadas con ellas, con el fin de poder resolver las dudas de los estudiantes y atender sus principales necesidades. Nuestro propósito es centralizar en estas oficinas toda la información existente sobre las ayudas y servicios que la Universidad ofrece a los estudiantes, así como la información sobre la oferta cultural y deportiva a la que pueden acceder, tanto a través de la Universidad como de otras entidades.
  • Recurrir a la utilización de las nuevas tecnologías como sistemas de información ágiles y eficaces para los estudiantes. Para ello reforzaremos los canales institucionales de la UAH en las redes sociales y el uso del correo electrónico corporativo. Nos proponemos, asimismo, desarrollar una aplicación móvil a través de la cual puedan encauzarse las principales informaciones que resulten de interés para los estudiantes.
Aplicar medidas de ayuda social para los estudiantes
  • Mantener y mejorar el programa de Ayudas para situaciones sobrevenidas, así como la posibilidad de fragmentar el pago de la matrícula sin intereses.
  • Estimular las actividades de mecenazgo orientadas a la financiación de ayudas al estudio en todos los niveles, Grado, Máster Universitario, Doctorado y Estudios Propios.
  • Estudiar el establecimiento de otros programas de becas y ayudas que apoyen la movilidad internacional de los estudiantes y les permitan obtener un rendimiento académico óptimo.
Ampliar y potenciar las labores de apoyo y tutoría
  • Crear en cada centro un sistema de tutorías dirigido específicamente a los estudiantes de nuevo ingreso, coordinándolo con el actual Programa Mentor para facilitar la integración inicial y mejorar el rendimiento académico de estos estudiantes.
  • Mejorar las actuales tutorías personalizadas y potenciar su efectividad académica, realizando las modificaciones necesarias para que se adapten a las necesidades específicas de cada titulación.
  • Potenciar las actuaciones del Programa de Tutoría Permanente para Estudiantes con Discapacidad (TUTORDIS), mejorando la detección de casos y ampliando la oferta de docentes, haciéndolo extensivo a estudiantes con necesidades académicas especiales.
Elaborar un Estatuto del Estudiante
  • Elaborar un Estatuto del Estudiante, en el que se detallen todos sus derechos y obligaciones, proporcionando así seguridad jurídica al colectivo estudiantil.
  • Revisar la normativa académica, y en especial el régimen de permanencia y matrícula, de manera que los estudiantes a tiempo parcial vean flexibilizados los requisitos académicos que deben cumplir en sus estudios.

COMPROMISO 4: INCENTIVAR LA PARTICIPACIÓN DE LOS ESTUDIANTES EN LA VIDA UNIVERSITARIA

OBJETIVOS PROPUESTAS DE ACTUACIÓN
Aumentar la oferta deportiva y cultural de la Universidad
  • Estimular y facilitar la práctica deportiva por parte de los estudiantes, mejorando las instalaciones deportivas de la Universidad y llegando a acuerdos con entes externos para que los estudiantes puedan tener descuentos especiales en bienes y servicios deportivos.
  • Prestar las máximas facilidades para que los estudiantes puedan participar en las competiciones deportivas, incluyendo las competiciones nacionales e internacionales, sin que estas actividades perjudiquen su rendimiento académico.
  • Prestar apoyo institucional a las actividades culturales y deportivas que se organicen desde el colectivo estudiantil.
  • Contar con la participación de los estudiantes en la planificación de la programación deportiva y cultural de la Universidad, identificando aquellas actividades que puedan resultar de mayor interés para este colectivo.
Fomentar la participación de los estudiantes en actividades sociales
  • Facilitar el reconocimiento de créditos transversales por la participación de los estudiantes en actividades de interés social, de acuerdo con la normativa vigente.
  • Estimular y apoyar la creación de Asociaciones de Estudiantes en el marco del Consejo de Estudiantes, especialmente aquellas que respondan a políticas sociales.
  • Promover la participación de los estudiantes en las políticas de promoción y comunicación de la Universidad, a través de actividades de voluntariado y mediante la oferta de prácticas formativas que contribuyan al desarrollo de competencias curriculares, de acuerdo con lo previsto en la normativa.