Hemos avanzado mucho estos años en nuestro desarrollo profesional como docentes universitarios, nos hemos formado activamente para planificar las asignaturas, seleccionar y organizar contenidos, proponer estrategias metodológicas innovadoras, facilitar el aprendizaje individual y grupal del alumnado e identificar criterios de evaluación.

¿Podemos darnos por satisfechos/as? ¿En qué necesitamos seguir trabajando? ¿A qué podemos comprometernos? ¿Cómo avanzar hacia prácticas más colaborativas, inclusivas y reflexivas? ¿En qué podemos marcar una diferencia en el aprendizaje de nuestros/as estudiantes? ¿Seremos capaces de explorar todas las posibilidades que nos abre la complejidad actual para implicar y comprometer al estudiante en su proceso de aprendizaje?

Tenemos aún mucho camino que recorrer, prácticas que seguir renovando y repensado desde la experiencia vivida y las trayectorias recorridas. Es importante dar un paso más hacia la interdisciplinariedad, la integración teoría-práctica y la coordinación docente, en todos sus sentidos. Un reto, aún pendiente, en un contexto que sigue siendo complejo para conciliar la docencia y la investigación.

Leonor Margalef García
Profesora Titular Universidad
Departamento de Ciencias de la Educación