Tradicionalmente, docencia e Investigación han sido las actividades fundamentales asociadas a la Universidad. Sin embargo, desde hace unas décadas una nueva responsabilidad debe ser considerada, la transferencia de conocimiento a la Sociedad. Gran parte de esa transferencia pasa por una relación fluida entre la Empresa y la Universidad, sobre todo en determinadas ramas de conocimiento relacionadas con las Ciencias o las Ingenierías. Por parte de la Empresa es necesaria una mayor confianza en el sector universitario y por parte de la Universidad un mayor contacto y relación con el ámbito empresarial. Se ha avanzado mucho en los últimos años a través de explotación de patentes, licencias, consultoría, cátedras o creando empresas de base tecnológica, pero se necesita todavía mejorar aún más. Sólo de este modo podremos compensar la reducción de la financiación a las universidades sin que ello nos afecte en exceso y así conseguir los tres objetivos que tiene la Universidad contemporánea: docencia, investigación y transferencia de conocimiento.

Sebastián Sánchez Prieto
Catedrático de Universidad
Departamento de Automática